«

»

Imprimir esta Entrada

La Crísis en la Lecheria – algunos datos y aportes.

1Compartimos el informe que publicamos en nuestro periódico, al pueblo La Verdad n° 90 en julio 2015, sobre la crisis en la lechería, como aporte pare entender las ultimas movilizaciones de este sector.

Según el Censo Agropecuario de 2011 el sector lechero ha pasado de 6.037 establecimientos en el 2000 a 4398 en el 2011. Según cifras actuales este número ha caído algo más y en esta crisis ya hay remates por liquidación de tambos como Orosman en Florida, con 270 vacas, con genética, etc.

Esa caída, en el período censado fue más pronunciada en los tamberos chicos, en los de 1-19 has, la caída fue de 891 a 515 establecimientos y en los de 20-99, de 2802 a 1935.

Esto se ha dado en años donde ha crecido la producción de leche, se instalaron monopolios imperialistas en la industria, como Parmalat, Schreiber Foods, Lactalis, etc y los megatambos, (el del grupo neocelandez -NZ Farming Systems Uruguay y el del grupo Bulgueroni en Durazno) han predominado los altos precios internacionales de las materias primas en general y de los lácteos en particular. La leche en polvo el año pasado se vendía a más de 5.000 dólares la tonelada y hoy a la mitad o menos.

Un factor decisivo de la reducción del número de establecimientos fueron los precios de la tierra y la renta de la misma, que se multiplicaron por 10 en estos años, sobre todo empujados por el gran desarrollo de los monocultivos de soja y el forestal, que ocupan cerca de 3 millones de has, gran parte de ellas establecidas en el litoral y en zonas donde desplazaron la ganadería y la lechería.

El promedio del precio de los arrendamientos en el país hoy es de 180 U$S por ha. Y por notas actuales alrededor del 42% de los tamberos son arrendatarios, y un 27% serían productores familiares.

Las exigencias de productividad y tecnología, tanques de enfriado, genética, etc, temas financieros, endeudamientos etc, y el alto costo del combustible, gas oil, han jugado fuerte en esto también.

Los 4.398 establecimientos (censo 2011) representan un 9,8% del total de explotaciones, ocupan el 5,3% de la tierra cultivable y tienen un promedio de 197 has.

La lechería ocupa, 3,5 trabajadores promedio por explotación, 18 trabajadores cada 1000ha. En los tambos hay aproximadamente 15.000 trabajadores y en la industria láctea 5000.

Los precios al productor que han llegado a 0,46 dólares por litro en 2013 hoy andan por 0,32, unos $8, pero por lo que se va conociendo esto es lo que paga Conaprole , mientras los productores de Salto denunciaron esta semana (30/7/15) que la francesa Lactalis paga poco más de $ 4.

Datos de la DIEA, DIC-2014.

Se produjeron 2.314 millones de litros en el 2013.

En el 2004 se produjeron 324.000 lts., promedio por establecimiento y se pasó a 504.000 en el 2013 (crecimiento del 56%).Hay 78 vacas en ordeñe promedio por establecimiento, significando un aumento del 4% en el período, en el mismo lapso bajó la superficie explotada. En el 2013 la producción por ha. fue de 3.473 lts., duplicando la producción de la década anterior. Hubo 782.000 cabezas de ganado lechero en el 2013.

Con respecto al fondo FFAL III votado en el parlamento

El fondo es obligatorio para todos los remitentes, unos 3000, hay 800 queseros no contemplados aparentemente, se crea un fideicomiso de 85 a 100 millones de dólares. Se recibe un préstamo en etapas por litro de leche y se paga con intereses del 5% anual en dólares, a descontar de las remisiones de leche.

Ante esto los voceros de las asociaciones de productores que han tenido prensa, opinan que este fondo es una salida pero le critican, falta de otras medidas importantes, como flexibilidad en los pagos de BPS e impuestos, el tema del alto precio del gasoil, que el préstamo se pague en etapas y no de entrada y que el plazo del pago sea a 6 o 7 años, ya que necesitarían un plazo mayor.

La ARU y los sectores más reaccionarios cuestionan de pasada los aumentos de salarios de los trabajadores de los tambos y la industria.

Según técnicos compañeros consultados, hay productores que no quieren el fondo obligatorio, no quieren endeudarse en dólares. A muchos el interés le parece caro.

No se diferencia entre los productores, esto se podría hacer por diferenciación de los intereses a cobrar.

Otra idea que surgió es pagar la deuda cotizada en litros de leche y no en dólares.

¡Pecio Sostén-base de una salida de fondo para los tambos familiares!

El compañero diputado Eduardo Rubio, con el apoyo de la UP, lo votó en general , consultando con productores chicos que coincidiendo en que aunque esto no es una salida de fondo les permite mantenerse un tiempo. En realidad es un parche más en un proceso extranjerizador y concentrador, expulsivo de las familias del campo.

La solución de fondo no pasa por endeudarse más sino por pagar un precio sostén al pequeño y al medio (como plantea el programa de la UP) y en todo caso que los grandes que se enriquecieron estos años hagan lo que les convenga, financien o no.

Habría que calcular o pedir informes sobre cuánto es el costo de producción hoy de un litro de leche en un tambo familiar, chico etc, y a partir de allí fijar el precio sostén. Para asegurarle una vida digna y estabilidad.

Por otro lado en los últimos años hubo precios excepcionales para las materias primas, incluidos los lácteos, o sea que tampoco se puede manejar que esos precios, se formen en base a los costos y la ganancia media. O sea que los productores más grandes y las industrias que ahora cerraron, cuando hubo ganancias máximas bárbaro y ahora quieren que el estado les asegure mantenerlas. Esto plantea la posibilidad de cuestionar todo el sistema de producción actual.

Tenencia de la Tierra

El otro gran problema fundamental es el de la tenencia de la tierra para los tamberos arrendatarios ya instalados. Se podría fijar ya por ley, rentas máximas, expropiaciones, estimulando incluso las formas asociativas.

Moratoria de las deudas y quitas

A los sectores chicos, moratoria de sus deudas bancarias y con el estado hasta que cambie la situación, y que luego se estudien las quitas y demás medidas. Exenciones impositivas, tener en cuenta las que tienen las inversiones extranjeras por miles de millones de dólares.

Salario de los trabajadores

Hay otro elemento de gran importancia del que hay que hablar fuerte y es el del salario de los trabajadores de los tambos y de la industria, que se asegure un aumento del salario real para todos los trabajadores del sector.

No permitir el cierre de industrias

Intervención estatal con participación de los tamberos y obreros de las empresas, como Ecolat y Shcreiber Foods, que cierren o estén muy endeudadas.

Ricardo Cohen
Julio/2015

Enlace permanente a este artículo: http://pcr.org.uy/?p=1008