«

»

Imprimir esta Entrada

Agenda parlamentaria sin recortes ni mentiras

3Si algo ayuda a caracterizar a un gobierno es su presupuesto. Cada año corresponde hacer la Rendición de Cuentas y Balance de Ejecución Presupuestal, cuando el Presupuesto Quinquenal puede ser modificado salvo en año electoral.

LA FÓRMULA DE ASTORI: + DEUDA – POLÍTICAS SOCIALES = GRADO INVERSOR.

La Rendición de Cuentas que presenta el gobierno, plantea el recorte del aumento presupuestal correspondiente al año 2017 en casi todo el Estado. Las excepciones se pueden agrupar en represión (Ministerio del Interior, Fiscalía General de la Nación, INAU para privación de libertad), convenios laborales (salarios con CSEU sin ATES ni AFFUR, aumento a cuidadoras del INAU y presupuestaciones en ASSE), subsidios a ONG (muchas de ellas compradas por el gobierno) e institutos de investigación imperialistas (Instituto Pasteur), luego vienen las PPP, los subsidios al CUDIM y la ANII (Agencia Nacional de Investigación en Innovación) y la única política “social” que zafa es el sistema de cuidados.

Todo lo demás pasa por la motosierra de Tabaré y Astori. El gobierno en sus documentos oficiales dice que “posterga” (pero la ley dice abate, lo que significa eliminar) $2.588 millones que corresponden al año 2017. A la educación el recorte le duele casi $1500 millones. A la Universidad que tiene un presupuesto de $10 mil millones le sacan casi $600 millones (si tomamos al Hospital de Clínicas), mientras que a la ANEP que tiene un presupuesto de $44 mil millones, le recortan casi $800 millones. La Universidad no podrá mejorar las condiciones de estudio, ni contratar más docentes, ni cumplir el acuerdo salarial con los funcionarios, mucho menos mejorar su pobre política de becas de apoyo a estudiantes. Se compromete más aun la situación del Clínicas ya que el gobierno rechazó una propuesta alternativa de financiamiento del proyecto de refuncionalización para imponer las PPP.

El podio de la motosierra lo cierra ASSE con un recorte de $252 millones, lo que demuestra que el principal achique presupuestal es en educación y salud. Estos rubros son el 65% del recorte.

LO QUE NO SE RECORTA

Sin embargo, el gobierno no recorta las ganancias de la gran burguesía ni de los monopolios imperialistas. No toca un peso de los beneficiarios de la Ley de Inversiones, ni de la Ley Forestal, ni de las Zonas Francas. Este “costo fiscal” que amasan estos parásitos en los últimos años supera los U$S 3.000 millones anuales (6% del PBI). Este Estado oligárquico-burgués se sostiene sobre los hombros de los trabajadores, en 2015 con el IVA se recaudó el 49% de los ingresos, el IRPF tipo II (impuesto al sueldo) recauda el 13%, el IRAE (renta empresarial) el 12%, el IMESI (cuyo principal aporte es el impuesto al cigarrillo) recauda el 11%, los demás tributos juntos recaudan un mísero 15% (impuesto al patrimonio, IASS, IRPF al capital, IMEBA entre muchos otros y las detracciones a las exportaciones que vergonzosamente recaudan menos del 1%).

Aumentará el endeudamiento, para 2016 se aprobará un tope de deuda de 21 millones de UI (casi U$S 2.340 millones).

Lo que NUNCA se recorta es el pago de la Deuda Externa, ilegítima y oprobiosa que los sucesivos gobiernos del FA aumentaron hasta llegar a la friolera de U$S 50 mil millones. El año que viene, el gobierno pagará U$S 2.752 millones con el sudor de la frente del pueblo.

En cuanto a los impuestos, sube el IRPF al salario para los que ganen más de $50 mil, se suben las tasas de IRPF al capital al 7% (de quienes pagaban el 3 y el 5 por ciento, a los que pagan 12% no los tocan).

PROPUESTAS DE LA UNIDAD POPULAR

La Unidad Popular vota en contra de la Rendición de Cuentas y propone varias medidas que presentamos desde nuestro lugar en la bancada, algunas aprobadas en el último Encuentro de Militantes. Para obtener recursos, barrer las exoneraciones a los grandes burgueses derogando la ley de inversiones, la ley de zonas francas y la ley forestal. Suspender por el 2017 el pago de la deuda externa, queremos abrir la discusión y el debate sobre la deuda en perspectiva del no pago. Para la educación planteamos reasignar fondos destinados a la hípica (en 2015 se transfirieron más de $300 millones), para el Hospital de Clínicas se propone reasignar partidas “sobrantes” de la Administración Central en más de $300 millones. Para los funcionarios públicos planteamos la presupuestación de todos los trabajadores precarios y derogar de la ley de tercerizaciones y regulación de los contratos de taller en el INAU. Planteamos la derogación de la “esencialidad del servicio” para que el gobierno no reprima más las huelgas, así como una interpretación de la Constitución para que no se sancione económicamente a quienes toman como medida gremial trabajar a reglamento (matar al famoso “decreto 401”). También estamos explorando otras alternativas para el “de dónde sacar” como el aparato represivo del Estado y lo más reaccionario de las Fuerzas Armadas como las tropas de ocupación en el extranjero.

Pablo

Enlace permanente a este artículo: http://pcr.org.uy/?p=1154