«

»

Imprimir esta Entrada

Posición de la UP contra las tropas de ocupación en Haití

conferencia-up-por-haitiCompartimos la transcripción de la Conferencia de Prensa de la Unidad Popular previa a la sesión de la Camara de Diputados del 28 de diciembre. Fundamentaron el voto negativo a la mantención de las tropas uruguayas en la ocupación de Haití el Diputado de la UP  Eduardo Rubio, y Ricardo Cohen, Secretario General del PCR y miembro del Coordinador de la UP.

Eduardo Rubio:

Con los compañeros del Coordinador Nacional de la UP damos comienzo a la conferencia de prensa donde intentaremos con mejor tiempo, exponer los argumentos en contra la prorroga de las tropas y al mismo tiempo rebatir alguna información falsa, de contenido racista y absolutamente subordinada al interés imperialista. Pero lo primero, dar cuenta que nosotros estuvimos en Haití por segunda vez en poco tiempo, invitados por el Partido “Raíz del Campo Popular” (RASIN KAN PEP LA) y por la “Plataforma Haitiana por un País Alternativo” (PAPDA), siendo parte de una delegación internacional donde también había un representante del diputado Luis Puig y de la Comisión de Asuntos Internacionales del PVP: Àngel Vera; así como tres diputados del Partido Nacional: Bianchi, Andujar y Mier y que por motivos personales se vieron impedidos de concurrir.

Informaremos de esta visita porque la realidad haitiana, el testimonio directo de protagonistas de la vida social, artística, económica son el argumento m ás fuerte para rechazar la permanencia de las tropas de la MINUSTAH en Haití, y además estos testimonios intentan desenmascarar doce año de ocupación militar, de la que es parte el Estado uruguayo. En nuestra visita pudimos entrevistarnos con casi todo el espectro político haitiano, fuimos recibidos por el Presidente de la Cámara de Senadores, el Presidente de la Cámara de Asuntos Internacionales del Senado, esta Comisión en pleno del Senado haitiano, en la que el Presidente de la Cámara nos obsequió una medalla por los 200 años de existencia del parlamento haitiano que se cumplieron en el año 2006. O sea, mientras que aquí en 1806 se defendía a la corona española ante las invasiones inglesas, Haití ya tenía un parlamento de constitución democrática, así que está difícil darle clases de democracia a un país con esa historia. Nos recibió también el Presidente de la Cámara de Diputados con todos los miembros de la Comisión de Asuntos Internacionales; también nos entrevistamos con candidatos a la presidencia de la República, en particular con el compañero Jean Charles Moise que estuvo aquí en Uruguay y realizo una entrevista en esta misma sala, con la Comisión de Asuntos Internacionales de Diputados y que fue entrevistado por el mismo Presidente de la República y que nos confirmo la impugnación del último proceso electoral que han realizado los candidatos principales de la oposición haitiana por fraude en esta última elección.

Nos reunimos con decenas de organizaciones sociales, así como representantes de la Iglesia en parroquias ubicadas en barrios pobres de Haití. Recorrimos la zona afectada por el terremoto (2010) que sigue totalmente destruida y la afectada por el huracán Mathew y no encuentran allí ningún rastro de reconstrucción.

Las dos conclusiones iniciales más importantes de esta visita es que, primero la gran mayoría de la población rechaza la ocupación militar de la MINUSTAH. Nos decían varios de los haitianos, la MINUSTAH no es la solución del problema, sino parte del problema de Haití. Decía el Diputado Rolphe Papillon que es Presidente de la Comisión de Asuntos Ambientales y Ordenamiento Territorial, que cada vez que se cruza con un coche de la MINSUTAH con tropas, siente un golpe en el rostro a la dignidad del pueblo haitiano. Decía que: “cuando se nos plantea que puede haber inestabilidad si se retira la misión de la ONU. Preferimos la inestabilidad nuestra, a la ocupación militar extranjera.” Un estudiante universitario de la Universidad Quisqueya nos decía en una reunión con estudiantes, que cada mañana al izar la bandera se cantaba el himno haitiano y en una estrofa dice: “somos los dueños de nuestro propio suelo” y “miramos hacia afuera y vemos pasar los camiones con las tropas y sentimos que esto es una humillación y un sin sentido”.

En la segunda conclusión es que en los objetivos proclamados para fundar la ocupación de la MINUSTAH ninguno se cumplió: no hay democratización; no hay estabilización; no hay reconstrucción; no hay reconocimiento de las instituciones y he llegado a la conclusión -que creo muchos comparten- que ninguno de estos objetivos es verdadero o real. No son los objetivos que llevaron a la ocupación militar en Haití, sino que el verdadero objetivo lo expreso el Gral. Sam Hill del Ejército estadounidense (que lo menciona en una intervención Chiflet) que el 24 de marzo decía en una comisión en el Parlamento de EE.UU.: “Las operaciones militares en Haití tienen el efecto de proteger los intereses de Estados Unidos en el Caribe”. Esta es la verdadera razón de la ocupación militar en Haití, a pesar que nos dicen que hay haitianos que piden que se queden las tropas por un tiempo más y es verdad. No todos los haitianos están en contra de la ocupación, como no todos los uruguayos estuvieron en contra de la Dictadura Militar tampoco; como no todos los franceses se opusieron a la ocupación nazi y hubieron gobiernos colaboracionistas en la Segunda Guerra Mundial. Haití tiene una poderosa oligarquía corrupta que fue cómplice de la primera invasión yanqui de 1915 y que fue socia de los dictadores Duvallier (ambos) en 50 años de Dictadura. Hoy son los socios fundamentales de esta ocupación, ya que quieren que se queden las tropas porque son parte del status quo. Fíjense que Haití recibió U$S 5.000 mil millones de dólares de donaciones para la reconstrucción después del terremoto de 2010, y aquí hay testigos que recorrieron la zona del terremoto y el centro de Puerto Príncipe, lo que se encuentra son escombros, no han reconstruido ni el parlamento. Este está hecho de forma provisoria, ya que se robaron casi el 90% de lo donado y ¿quién se lo robó?: la oligarquía haitiana en complicidad con los ocupantes.

Entonces, porque decimos que hay que votar que no aunque dicen que es la última prórroga, primero porque es falso, esta no es la última prorroga, ya ¿cuántas “últimas veces van”? En realidad hay definiciones clarísimas que dicen que no es así, la ONU plantea que es necesario plantear el 17 de abril pero habrá que hacer un examen que será antes de esa fecha, para analizar la capacidad general de Haití para garantizar la seguridad y la estabilidad y así todos los mismos versos que han justificado la permanencia de la ocupación militar. O sea, que si el 15 de abril el Secretario General (que ha justificado 12 años de invasión) dice que van a seguir, estoy muy seguro que van a decir de seguir. Después lo dijo Nin Novoa en la Comisión de Asuntos Internacionales del Senado, en la que luego del 15 de abril sobre la prorroga: “fecha en la que se produciría” esto es un condicional bien claro al retiro de tropas; siempre y cuando la ONU diga que hay que retirarse. Después dicen que si se van los militares podrían ir Policías (por las dudas) y el proyecto de ley que envía el Poder Ejecutivo es clarísimo, dice: “prorrogase hasta el 15 de abril de 2017 la presencia fuera del país del contingente militar desplegado en Haití, tal cual lo hicieron de 2004 (…) punto y aparte, y ¿cual es la condición de la prórroga? El informe de las Naciones Unidas ya que quienes voten esto, no están votando en abril el retiro, sino votando la permanencia de las tropas y en abril la votación de la reiteración de la permanencia con más policías o más militares.

Quería referirme a las declaraciones de los Ministros de Defensa Nacional y de Asuntos Exteriores en la Comisión del Senado y quiero decir que o están mal informados los Ministros o no puedo decir que mientan ya que sería grosero de mi parte, pero o están mal informados o mintiendo porque lo que dicen de Haití no es verdad. Dice Nin Novoa que: “los contingentes de Uruguay se enmarcan en misiones para la paz de la ONU con un contenido muy característico firme que es la protección de civiles en Áreas de conflicto”. Esto es MENTIRA, preguntamos: ¿cuál es el conflicto que hay en Haití?; ¿Dónde está?; si el único conflicto que hay en Haití es que la gente resistió la invasión yanqui y el golpe militar que desalojó al Presidente Aristide, es decir, no hay conflicto interno, hay la resistencia de un pueblo. La MINUSTAH fue a reprimir ese pueblo que se sublevó contra un golpe de Estado, o sea, como que en la Huelga General de 1973 en nuestro país, hubieran venido tropas brasileñas a reprimir a los huelguistas, es lo mismo, ese es el papel de la MINUSTAH.

Se dice que van a proteger la vida de civiles pero en realidad, la MINUSTAH a quitado la vida a civiles, como lo comprobamos en el barrio “Cite du Soleé” con la masacre del Ejército brasileño y hemos visto en la zona afectada por el huracán, hablando con un campesino que nos comento de uno muerto y dicen que dos más de quienes acudieron a buscar alimentos y las tropas chilenas que custodiaban los convoyes, por lo menos mataron a tres. Cuando estábamos de visita por la región de “Port Salute” donde los uruguayos violaron a un joven la prensa nos preguntó qué medidas se habían tomado con los violadores en Uruguay. La verdad que no supimos mucho que responder, allí no estaban protegiendo civiles, otra mentira.

Se dice que la MINUSTAH esta cumpliendo un rol fundamental apoyando a la policía para hacer un “proceso electoral seguro y transparente”. Esto no tiene nombre: la MINUSTAH que traslado las urnas de la elección anterior y que fue anulada por fraude, totalmente reconocido por todo el mundo. Entre la investigación del fraude, hubo cambio de urnas en el traslado a cargo de la MINUSTAH. Entonces no es cierto que se haya apoyado un proceso electoral limpio, al contrario, esta comprobado que la elección en que Martelly salió electo, el mismo salió en tercer lugar (era el candidato de los yanquis) y presionaron al Consejo Electoral por 90 días para que quitaran al 1er lugar y colocar al que salió tercero. ¿Cuál es la trasparencia electoral que aporta la MINUSTAH y las tropas uruguayas?

Dice Nin Novo que en 12 años la presencia militar uruguaya ha sido fundamental, y ello no es cierto. Se dice que han aportado en la distribución de agua potable, si bien hay alguna UPA (Unidad Potabilizadora Agua) pero son 10 millones de haitianos; apoya además un orfanato y no se precisa militares para un orfanato y en 12 años construyeron una escuela. La verdad un saldo lamentable. El Ministro de Defensa, habla del proceso electoral último al que califica como “bueno” en el que participó el 20% de los habilitados, dando por hecho que el resultado es aceptado mientras los tres candidatos de la oposición lo rechazan y el Consejo Electoral de Haití acepto la impugnación. Pero mañana si el Consejo acepta ese resultado inválido, no habrá ninguna estabilidad en el país, sino que el pueblo se va revelar contra el fraude, como debería hacer cualquier ciudadano honesto de cualquier parte del mundo.

Por lo tanto, para resumir, la resolución de las Naciones Unidas en los puntos 14 y 15 habla de “habilitar la participación de la mujer en la política haitiana y que acoge con beneplácito el establecimiento de la federación nacional de alcaldesas con el apoyo de la MINUSTAH”. Este parlamento votado recientemente, en décadas es el primero que no tiene electa a ninguna mujer, o sea que ni en esto la intervención de las Naciones Unidas puede decirse que es importante.

Para culminar, diremos de algunos argumentos para rebatir, que son falsos que tienen una valoración colonialista, racista como decir que “Haití no tiene capacidad de gobernarse a sí mismo” es un argumento que incluye una alta dosis de racismo y de colonialismo. Es la teoría de los “Estados fallidos” que impulsara obviamente el imperialismo norteamericano. Es la subordinación total de nuestra política a la del imperialismo.

Se dice que nuestras tropas van a mantener la paz, pero ya decía Fidel Castro en una intervención en el año noventa y tanto que Pérez Roque le había traído como novedad que las nuevas guerras del imperialismo se iban a denominar “Misiones Humanitarias” o “de Paz”. Pero el Gral. Licandro (el militar más artiguista que he conocido) que fue mentor y mas reconocido referente (hasta que le hicieron caso) de la política militar y de defensa del Frente Amplio decía en el año 2011: “Todas las salidas al exterior para el mantenimiento de la paz son inconvenientes para el Uruguay” y hace una historia de las “Misiones de Paz”. Dice: “surge a partir de la descolonización, cuando las potencias que han ocupado territorios en África y Asia dejan atrás a los países colonizados que no controla directamente el imperio norteamericano. Empiezan los conflictos internos, y las grandes empresas monopólicas encuentran dificultad en la seguridad para su funcionamiento, entonces allí comienzan las “misiones de paz”. Las grandes empresas consiguen que las Naciones Unidas actúen para asegurar el orden, establecer la paz y facilitar nuevamente el funcionamiento del andamiaje administrativo que les permitirá salvaguardar sus intereses”. Para el Gral. Licandro, las “Misiones de Paz” son herramientas de las multinacionales. En Haití lo vimos clarísimamente, y aparece colocando el ejemplo de Mozambique, el Congo, Eritrea: “las “Misiones de Paz” son para facilitar el saqueo a nuestro s países por parte de las multinacionales”.

Dice otro argumento, que para el Ejército es bueno que los soldados vayan así también ellos y los oficiales tienen un sueldo mejor. Reciben una paga extra, entonces como dice el Gral. Licandor, cuando empleo el término que actúan como “Mercenarios” es porque uno de los argumentos que se usan es que van porque les pagan, pero si van a realizar algún tipo de operación militar o policial por una paga eso es ser mercenario. Pensé que nos habíamos dado cuenta antes, pero no, Licandro en el 2011 ya lo planteaba. O sea, poner al Ejército uruguayo como “mercenario” o mano de obra barata al servicio de los intereses del imperialismo norteamericano nos parece una política nefasta y además, de la más humillante para un Ejército que debe ser nacional y artiguista; así por lo menos lo defendemos nosotros. Si no se quiere que los soldados pasen hambre, entonces hay que mejorar los salarios, sería la única solución digna.

Por último, quiero contestar el argumento del Senador Lorier (PCU) porque me parece que esto traspasó todos los límites. El Senador Lorier hace un tiempo dejo una rosa y nosotros los criticamos porque decíamos que había que votar en contra. Pero ojala esta vez hubiera dejado una rosa, ya que argumento a favor de mantener las tropas ya que si una día llegan a ir trabajadores de la construcción a levantar casas en Haití, “los soldados uruguayos tendrán que ir a protegerlos”. ¿De quién Lorirer?; ¿de los negros?; ¿de los pobres?; ¿de los pueblos que luchan contra la ocupación militar extranjera?; Usted no quiere proteger, sino que usted quiere reprimir a los pueblos que luchan contra la ocupación. La verdad que este argumento es de los más tristes que he escuchado, porque además viene de un Senador del Partido Comunista, que desdice la historia y de lo que han votado históricamente anteriores legisladores del Partido Comunista.

Vamos a votar hoy en el parlamento que Haití no precisa tropas de ocupación. Nos decía el Presidente de la Comisión Internacional del parlamento haitiano que necesitamos más contacto con los parlamentos, no quieren contacto con los militares, sino de parlamento a parlamento ya que son un pueblo y un país soberano. Uruguay lo podría apoyar con tecnología, con conocimiento en agricultura, en ganadería ya que no podemos mandar más militares. En Haití la gente sabe construir, hay 5 millones de desocupados y ellos construyeron sus casas, ya que allí hay obreros constructores, hay finalistas o sea, no precisan brigadas sino que necesitan ingenieros, médicos como hacen los cubanos y que se encuentran en los rincones más recónditos de Haití.

Haití no precisa tropas, es un pueblo digno, no las acepta y nuestro deber como artiguistas es votar que no y apoyar la resistencia del pueblo haitiano a esta ocupación militar indigna.

________________________

Ricardo Cohen:

Esta todo dicho; es una ocupación y esta al servicio del imperialismo yanqui y otras potencias, como bien se dice acá. De esta forma ruin se cuida sus intereses y también quería saludar a los compañeros de la Comisión para el Retiro de Tropas de Haití, que han hecho un gran trabajo en solitario, ya que aquí debe darse una gran autocrítica del movimiento obrero y popular uruguayo, sobretodo a la izquierda uruguaya. Creemos que estamos a tiempo de establecer la dignidad del pueblo oriental ante esta causa que no hemos podido lograrlo. Acá no puede ser que no se hayan tomado medidas serias de ninguna organización social y política con masas en las calles con otro tipo de lucha, con otra combatividad, dado el grado de lo que esta haciendo el Ejército uruguayo. Esto es otra re-edición de la triple alianza en estos días. Muchas gracias!

Enlace permanente a este artículo: http://pcr.org.uy/?p=1264