«

»

Imprimir esta Entrada

Editorial del mensuario La Verdad n° 113 de setiembre 2017

tapa 113Pasó el Ajuste por el parlamento y la economía creció

¿salarios, trabajo, salud, vivienda y educación para cuándo?

 

Pasó el Ajuste Fiscal por el parlamento-renunció R.F.Sendic

 

El gobierno, finalmente pasó el Ajuste Fiscal a través de la Rendición de Cuentas recientemente aprobada en el Senado, donde no se tocó lo que venía de Diputados y dónde la movilización obrera no pudo llegar con los bríos necesarios para explotar un buen momento político para luchar, si tenemos en cuenta la crisis política que se generó en el gobierno y en el FA, en torno al caso del ahora ex -vicepresidente R.F.Sendic, y que terminó con su renuncia.

En esto jugó fuerte el oportunismo de la mayoría de la dirección del PIT-CNT, que hizo todo lo posible para parar la lucha y darle aire al gobierno, y también la situación de los sectores clasistas a los que no nos dieron las fuerzas, y cierto escepticismo y desgaste que predominó en las masas. A pesar de ello el 7/9, hubo un paro con una importante movilización de la MSCE (empresas públicas) y otras movilizaciones durante el mes.

 

La economía creció

 

Según los datos difundidos por el Banco Central (BCU), en el segundo trimestre abril-junio, la economía creció en un 2,8% en relación al mismo trimestre del año anterior y el 4,6% en el semestre, enero-junio (según Búsqueda).

El principal componente de la demanda que explicó la expansión del segundo trimestre del año fue el consumo privado, que tuvo una tasa de 4,4% de incremento respecto a igual período del año pasado. Las exportaciones crecieron 9,3%, pero hubo una caída de 19,1% en la inversión, principalmente por una reducción a la mitad (-51,8%) de la formación de capital fijo en el sector público.

 

Entre los sectores de actividad, el mayor crecimiento se dio en el sector transporte, almacenamiento y comunicaciones (9,4%), pero también el comercio , con una variación de 7,2% en su producción respecto a igual período del año pasado. En tanto, el agro se expandió 4,9%.

La industria tuvo una caída de 6,4% –explicada principalmente por el detenimiento de la refinería de La Teja producto de una parada de mantenimiento– y la construcción cayó 5,5%, luego del primer trimestre, que fue el único de expansión en años.

 

Es un crecimiento pero frente a la situación del 2015 y 2016, donde la mayoría de los sectores fundamentales de la economía estuvieron en recesión, con un reguero de cierres de empresas, pequeños y medianos productores del campo fundidos y una pérdida de 40.000 puestos de trabajo, reconocidos por el gobierno y que seguramente fueron más. Si esto significa un cambio estable es difícil predecirlo, los economistas del sistema esperan un crecimiento de alrededor del 3% para este año y un moderado crecimiento en adelante. Veremos.

 

La experiencia del pueblo

 

Lo que si queda más claro cada día es que con esta política económica que lleva adelante el gobierno seudoprogresista del FA, al servicio del imperialismo y la oligarquía, el crecimiento es desequilibrado y siempre que se da lo hace sobre la base de las políticas de Ajuste, de mayor explotación de los trabajadores y los recursos naturales del país, de bajos salarios y jubilaciones, de un endeudamiento siempre creciente, que genera gran parte del déficit fiscal que esta hoy en 3,6% del PBI, y de todo tipo de prebendas a los grandes monopolios imperialistas y sus socios locales.

 

La experiencia vivida, la práctica, va mostrando a las grandes masas que nada se puede esperar, ya no sólo de los partidos de la derecha tradicional que gobernaron un siglo y medio, y que ahora en lo fundamental exigen más ajuste y entrega, sino tampoco de los gobiernos demagógicos y oportunistas del FA. Nada se puede esperar sino de la lucha, la reivindicativa, sindical, gremial y social, que también muestra sus límites, y de la lucha revolucionaria, en ese camino que desde la historia nos muestran las gloriosas revoluciones proletarias en Rusia y China, que en estos días cumplen aniversarios.

 

Cada vez es mayor la necesidad de cambios de fondo y en serio a favor de la clase obrera y la mayoría del pueblo, cambios que solo pueden realizarse instalando un gobierno auténticamente antiimperialista y popular, que lleve adelante el programa histórico de la clase obrera y el pueblo consecuentemente, que implica la moratoria de la deuda externa, ruptura con el FMI, BM, etc, nacionalización de la banca y el comercio exterior, reforma agraria con la expropiación de los latifundios mayores a las 2.000has., salario mínimo nacional de ½ canasta familiar y demás medidas que expresa con dignidad y firmeza el programa de la Unidad Popular.

Gobierno que apoyándose audazmente en la movilización del pueblo abra paso a un proceso revolucionario democrático-popular en marcha al socialismo.

Para eso trabaja día a día, nuestro partido, impulsando el fortalecimiento de las agrupaciones clasistas y combativas en el movimiento obrero y popular, y también la Unidad Popular, herramientas fundamentales en este proceso.

¡A persistir en la lucha revolucionaria!

Ricardo Cohen

 

Enlace permanente a este artículo: http://pcr.org.uy/?p=1495