«

»

Imprimir esta Entrada

Declaración de la Unidad Popular acerca del TLC con CHILE

logito UPAnte la inminente aprobación parlamentaria de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Uruguay y Chile, el Coordinador Nacional de la Unidad Popular, pone en conocimiento de los medios de comunicación y la opinión pública en general las siguientes consideraciones.

Contrariando la tradición programática de la izquierda el gobierno se apresta a concretar un TLC con CHILE.

El gobierno nacional negoció este acuerdo en el marco de la confidencialidad y el secretismo con su homónimo chileno.

No se conocen estudios de impacto ni informes técnicos al respecto de las consecuencias que traería el tratado para la economía de nuestro país.

Fue negociado bajo el formato de listas negativas. Es la primera vez que Uruguay firmaría un acuerdo negociado bajo estas características. Este procedimiento no sólo establece el intercambio de servicios entre países, sino que los países firmantes se comprometen a liberalizar para siempre, eternamente, todos los mercados de servicios, menos las excepciones que se establezcan en esa lista negativa. Restringiendo la posibilidad de desarrollar o proteger sectores para el futuro.

Los TLC son parte de la estrategia internacional del imperialismo para profundizar la dependencia y el saqueo de nuestros países.

En los mismos se liberalizan aspectos estratégicos para el desarrollo de nuestro país, tales como el comercio y los servicios, las compras públicas, la propiedad intelectual, las patentes de la industria farmacéutica, las telecomunicaciones, el medio ambiente y la legislación laboral.

Estos tratados definen reglas supra nacionales por encima a las leyes nacionales y establecen que cualquier controversia o litigio entre las partes debe definirse en tribunales internacionales con sede en los EEUU.

Por esta vía el Estado resigna soberanía y compromete a presente y futuro cualquier posibilidad de desarrollo nacional autónomo.

Los TLC le garantizan al capital la desregulación estatal y le pavimenta el terreno para la inversión extranjera.

Los TLC son incompatibles con el Uruguay Productivo y antagónicos con la justicia social.

El TLC con Chile es utilizado por el gobierno como cabecera de puente para acercar a nuestro país a la Alianza para el Pacifico profundizando el sometimiento a los designios e intereses del imperialismo. Es esta la nueva estrategia de los Estados Unidos luego de que su intento de crear el ALCA fuera derrotado por los pueblos latinoamericanos.

Este tratado se encuentra en plena consonancia con la política de inserción internacional que lleva adelante el gobierno, ubicando al Uruguay en la división internacional del trabajo como un proveedor de material primas y un importador de productos de alto valor agregado.

De este modo se han perdido 48.500 puestos de trabajo en los últimos 5 años fundamentalmente en la industria manufacturera.

Se agudiza así el proceso de desindustrialización del país y la primarización de su economía con dramáticas consecuencias sobre el trabajo y las condiciones de vida de los sectores populares.

Desde la Unidad Popular rechazamos los TLC y reafirmamos la necesidad de nacionalizar el comercio exterior como clave para el desarrollo nacional autónomo.

El Gobierno que niega los recursos básicos para la salud, la educación y la vivienda del pueblo, le tiende alfombra roja al la inversión extranjera directa.

Nos oponemos a vender nuestro rico patrimonio, al bajo precio de la necesidad de unos pocos.

Convocamos a las fuerzas políticas y sociales del campo popular a enfrentar movilizados el TLC y el conjunto de la política anti popular del gobierno.

UNIDAD POPULAR

Montevideo, 25 de junio de 2018

Enlace permanente a este artículo: http://pcr.org.uy/?p=1752