«

»

Imprimir esta Entrada

Editorial de Mensuario La Verdad nº 122 julio 2018

LV 122 tapa

MANTENER LA LLAMA DE LA LUCHA CLASISTA Y COMBATIVA, LA PRADERA SE VIENE SECANDO

Ante la Rendición de Cuentas y los Consejos de Salarios

Ante la última Rendición de Cuentas del período, que coincide con la convocatoria a los Consejos de Salarios de alrededor de 200 grupos del sector privado, estaban planteados desde hace unos meses claramente dos caminos a la clase obrera, el de la lucha, uniendo lo más posible las reivindicaciones de los trabajadores de las distintas ramas del sector privado, por salario, trabajo y condiciones de trabajo, y las luchas por salario del sector público y presupuesto para la salud, vivienda, educación popular. Esto exige dar la lucha en serio y a fondo, con paros generales activos y nacionales, marchas y movilizaciones callejeras que le movieran el piso al gobierno antiobrero y entreguista del FA y lo obligaran a atender seriamente dichas reivindicaciones.

Este camino responde a la necesidad de romper las pautas-tope, que pone el gobierno a los aumentos salariales del sector privado, junto a esa categorización que inventó, de sectores productivos “dinámicos” o “en problemas”, que empuja más aún a la rebaja salarial. Esto en un país donde la mayoría de los asalariados si está en graves problemas, pero para comer, tener salud y un techo digno, y gana menos de $22.000 en la mano, con una canasta familiar ya en los $79.000, con una inflación real de los precios de los alimentos, tarifas y alquileres bastante por encima de ese 8,1 % de las cifras oficiales.

Responde también a la necesidad de enfrentar esta nueva fase del Ajuste Fiscal, que a costa del salario de los trabajadores del sector público y de sacrificar las necesidades de mayores gastos en salud, vivienda y educación popular (6% del PBI ya), y de inversiones en las empresas del Estado, asegura el pago de los intereses de la oprobiosa Deuda Pública, las exenciones impositivas a las inversiones extranjeras y grandes ganancias al capital financiero internacional, a la gran burguesía intermediaria y a los latifundistas.

El camino del oportunismo, que es mayoría en la dirección del Pit-Cnt (PCU revisionista y socialdemócratas) es el de maniatar las luchas obreras, desviarlas y tratar siempre de dividirlas, al mismo tiempo que viven hablando de una unidad, que por supuesto no es la unidad para luchar, con independencia de clase, ante el gobierno y las clases dominantes. En esta oportunidad jugaron muy fuerte para frenar toda lucha antes de que el Poder Ejecutivo enviara el proyecto de Rendición de Cuentas al Parlamento. Esto coincidió con ciertas concesiones menores para Primaria, el INAU y Salud Pública, que el gobierno anunció en esos días, para descomprimir la situación, y lo lograron. El proyecto se entregó al parlamento el 30/6, cuando jugaban Uruguay vs. Portugal en el mundial de Rusia…

Luego trabajaron para levantar el paro general de 24 horas, ya aprobado para el 25 de Julio, y lo lograron, pasándolo para el 22 de Agosto, cuando de Diputados ya habrá salido aprobado, intentando darle la mayor tranquilidad posible a la bancada del FA, para dirimir su interna, que se viene antagonizando porque se acercan las elecciones nacionales del 2019 y todos quieren marcar perfil ante el pueblo. A la vez estos oportunistas, ganan tiempo para intentar levantar de nuevo dicho paro.

Los sectores clasistas del movimiento sindical impulsamos dar la lucha más a fondo, pero faltaron fuerzas y ha habido vacilaciones. Todavía no se han unificado criterios para una acción decidida, en el momento indicado e independiente del oportunismo. Por ejemplo, cuando estos levantan el paro general, es necesario y posible agrupar y movilizar a los sindicatos donde se está en condiciones. Tampoco se han promovido desde el clasismo campañas de propaganda de muros y de calle que pesen fuerte en la opinión pública y le duelan al gobierno, campañas que seguramente darían mayor participación y fogueo a la militancia combativa.

Las luchas se abren paso impulsadas por el clasismo

En esta situación se viene desarrollando un importante conflicto en la UTE, la empresa de energía eléctrica del estado, por parte del sindicato de AUTE, con movilizaciones muy importantes y ocupaciones de centros de trabajo, que muestran claramente condiciones para dar batallas en serio por salario y contra las privatizaciones. Esto se suma a la lucha de los trabajadores de FFOSE, al frente de la campaña por la derogación de la Ley de Riego. A nivel de la educación se destaca la persistencia en la lucha de la Intergremial Universitaria, integrada por los trabajadores no docentes y docentes, y los estudiantes agremiados en AFFUR, ADUR, UTHC y la FEUU.

En las luchas mencionadas el peso de las diversas agrupaciones clasistas en algunos casos es mayoritario o muy importante, lo que implica que se ha ido avanzando en conciencia en sectores importantes de trabajadores, que las respaldan, de la necesidad de herramientas para la lucha combativa y con independencia de clase.

El papel del Partido

Nuestro partido, que se mantiene firme en el marxismo-leninismo-maoísmo, tiene como centro de gravedad el trabajo en la clase obrera y en sus organizaciones sindicales. Somos conscientes de las dificultades de este período, pero tenemos plena confianza en la clase que está llamada a cumplir el rol de vanguardia en la lucha revolucionaria en la época del imperialismo capitalista, como ya lo ha demostrado al frente de las grandes revoluciones proletarias, Rusa y China, del siglo pasado.

Somos consciente también, y más aún luego de la experiencia de 3 gobiernos seudoprogresistas del FA, que se necesita un fuerte partido revolucionario de la clase obrera, basado en la ideología de proletariado, el mlm, que hegemonice en el movimiento obrero y popular e impulse consecuentemente al conjunto del pueblo al máximo de lo que den las condiciones histórico-sociales .

En este sistema explotador que se desarrolla de crisis en crisis, es inevitable que tarde o temprano se precipiten condiciones para establecer un gobierno antiimperialista-obrero y popular en una perspectiva revolucionaria, democrática, agraria y antiimperialista en marcha ininterrumpida al Socialismo. En esta perspectiva trabajamos desde hace 12 años en la construcción de la Unidad Popular.

¡Arriba los que luchan!

Ricardo Cohen

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://pcr.org.uy/?p=1772