«

»

Imprimir esta Entrada

Editorial nº 84: Enfrentar el tarifazo y el ajuste fiscal con Lucha Obrera y Popular

movilizacion ENTRA VÁZQUEZ POR MUJICA Y ASTORI POR ASTORI

Escribimos este editorial a pocos días del cambio formal de gobierno, ya que este será el tercer gobierno oportunista del Frente Amplio, que sin duda y en lo fundamental, y más allá de las personalidades de José Mujica y Tabaré Vázquez, los cambios de correlaciones de fuerzas internas, y las circunstancias, mantendrá la dirección de la economía en el mismo sector que la ha ejercido hasta ahora, el del nuevamente ahora, Ministro de Economía, Danilo Astori.

La política económica, la “macroeconomía”, basada en la profundización de la dependencia y la entrega, en la sujeción a la división internacional del trabajo imperialista, esa ha sido la línea de los dos gobiernos del FA y será la línea de Astori y del gobierno entrante, si la lucha de la clase obrera y el pueblo no los frena.

Esta política comenzó en el 2005, con el blanqueamiento astorista de la deuda externa que era indefendible por ilegítima, al haberse multiplicado durante la Dictadura Militar Fascista y proimperialista, pasando de 700 a 5.000 millones de dólares. Luego pagó esta deuda hasta por adelantado al FMI, se renovó y se acentuó en la deuda llamada soberana (en pesos uruguayos).

De 19.000 millones, en el 2005 pasó a 46.000 millones de dólares (deuda más intereses) hoy, un endeudamiento usurario, que condiciona toda la economía, y que ya han llevado hasta el 2050, en beneficio del capital financiero internacional, sobre todo en un período de bajas tasas de interés a nivel internacional (principal trabajo sucio de Astori)

Esto en años de crecimiento económico “extraordinario”, impulsado por los altos precios de las materias primas y los grandes flujos de capital a la región. Hay que agregar que además, aprovechando el verano y el cambio de gobierno, en estos días, aumentaron, vía legislativa, el tope del endeudamiento de 663 a 1086 millones de dólares

La entrega de estos años pasó por las mayores libertades y exenciones impositivas para las inversiones extranjeras, las multiplicación de las zonas francas, la instalación de UPM-BOTNIA y Montes del Plata, los megaproyectos en marcha como la Regasificadora y Aratirí, etc. Ni que hablar de la estafa de PLUNA.

La concentración y extranjerización de la tierra, impulsada por los gobiernos del FA comenzó ya en el 2005 (siendo Mujica el Ministro del ramo, que así ganó la confianza del capital financiero internacional y la oligarquía) con un récord histórico para nuestro país, donde hoy la soja ya abarca 1.500.000 has., y el monocultivo forestal 1.200.000 has.

Hoy prácticamente la mitad de la tierra está en manos extranjeras y en los últimos años, según el censo tardío, se han expulsado 13.000 pequeños y medianos campesinos y productores del campo.

La recuperación de los salarios y las jubilaciones por su caída durante la crisis de 1998-2002, se hizo en forma pasmosa, y cada peso se recuperó con lucha y sacrificio. Por ejemplo los 22 días de paro en el 2013 y los 15 días en el 2014, de los docentes de secundaria. Hay que tener en cuenta que en estos años, estos “magos” de los números han “dibujado” las cifras oficiales de inflación y por lo tanto la recuperación además de inestable no es la que sostienen. Se multiplicó varias el PBI, lo que se produce, y con este supuesto “gobierno de izquierda” se llegó ya al salario de 1998 bajo el gobierno de Jorge Batlle.

AHORA EL TARIFAZO Y EL AJUSTE FISCAL

Antes de las elecciones de Octubre y Noviembre, y el cierre del año en Diciembre (que cierra el cálculo de la inflación anual) aguantaron algo las tarifas, aumentaron algo el gasto, cerraron el año con un déficit fiscal alto, del 3,5%, y en el mes de Enero, como sucedió también el año pasado, la inflación da un salto de 2.2%, que se come ya una parte importante los aumentos de salarios y jubilaciones.

Pero además de subir las tarifas como de costumbre, lo hacen de una forma muy exagerada, para las condiciones actuales y para la inflación de un 8,26% (cifra que es el doble seguramente para los salarios y jubilaciones de la mayoría de la población). Las tarifas de OSE suben un 9.2%, las de UTE 6.9% (fijaron primero un 3,9% pero bla, bla..) y los combustibles bajan un mísero 4% cuando el petróleo cayó a la mitad.

Todo esto es un golpe a los trabajadores y al pueblo, y afecta toda la producción industrial y agraria nacional, y es parte del ajuste fiscal que se viene, y que asegura sobre todo el pago de la sacrosanta deuda externa.

CAMBIÓ EL VIENTO, ERA “DE COLA” Y EMPUJABA, AHORA SE VA PONIENDO “DE FRENTE”

La crisis económica capitalista internacional, cíclica y de sobreproducción relativa, de las más grandes de la historia, comenzada en 2007 en los centros imperialistas favoreció por varios años un gran flujo de las inversiones a la región. Esta crisis y el crecimiento de China a tasas por encima del 10% anual, que generó gran demanda de materias primas y el alza de sus precios, dieron un “viento de cola” a la economía regional y nacional.

Han ido cambiando las condiciones, hay una recuperación de la economía yanki, terminaron allí con la emisión de decenas de miles de millones de dólares al año para estimularla, aumentó el precio del dólar a nivel internacional y se prevé un aumento de las tasas de interés a corto plazo (hoy están todavía cerca de 0%) lo que va a encarecer el crédito y atraer a los inversores hacia los bonos del tesoro yanki.

En China se consolida el enlentecimiento del crecimiento al 7,5% anual y baja su demanda por materias primas, caen los precios del petróleo, metales etc., y también el de la soja, rubro de primer orden en las exportaciones a ese país imperialista, a su vez principal destino de las exportaciones del país en estos años.

Europa sigue en crisis y va a la emisión al estilo de lo que hicieron en EE.UU para reactivar la economía. Venezuela está golpeada por la caída de los precios del petróleo y nuestros vecinos sufren en forma importante los impactos de esta crisis. ”El viento ahora se pone de frente”.

La cuestión es reconocer en parte esto y a la vez ser cómplice del gobierno oportunista, para que una vez más la crisis la paguen los trabajadores, los jubilados y el pueblo en general, como hacen los dirigentes oportunistas que predominan hoy en la dirección del Pit-Cnt; o impulsar desde ya la lucha para parar esta política y el tarifazo, e imponer con lucha aumentos de salarios y jubilaciones que nos acerquen a la media canasta familiar y un Presupuesto al servicio del trabajo digno y las necesidades de salud ,vivienda y educación de nuestro pueblo y no del pago de la deuda externa y de las ganancias máximas del gran capital.

EL PAPEL FUNDAMENTAL DE LAS AGRUPACIONES CLASISTAS Y COMBATIVAS

En la perspectiva de mayores impactos de la crisis económica capitalista internacional en nuestro país, y de los cada vez más claros planes entreguistas del gobierno del oportunismo, la clase obrera debe ponerse en pie y a la vanguardia de la lucha de todos los sectores populares y nacionales.

Vienen instancias de gran importancia como la discusión del Presupuesto Quinquenal y los Consejos de Salarios, pero además hay que parar el pago de la deuda externa, el reendeudamiento, la concentración y extranjerización de la tierra, los Mega proyectos, la Regasificadora, Aratirí y el Puerto de Aguas Profundas en Rocha, las PPP, etc.

Para todo ello hay que fortalecer y desarrollar las agrupaciones clasistas y combativas en todo el movimiento sindical, para poder enfrentar con fuerza al oportunismo y desarrollar firmemente la lucha, lo más unificada y organizadamente posible.

LAS ELECCIONES MUNICIPALES DE MAYO

En estas elecciones también se va a expresar el repudio del pueblo trabajador a los partidos de la derecha tradicional y al oportunismo, la Unidad Popular-lema Asamblea Popular y nuestro sublema “El Pueblo en Lucha”-lista 9600, darán esta batalla con la mayor energía para consolidar y extender lo más posible el terreno ganado en la batalla de Octubre/2014. Batalla donde logramos casi 27.000 votos en todo el país y el objetivo planteado de lograr una banca parlamentaria para ponerla al servicio de la lucha popular.

Ya se han realizado las Convenciones Departamentales en todo el país y se han aprobado las candidaturas a Intendentes y suplentes, en 18 departamentos. Están en marcha los programas departamentales y las listas sectoriales.

Todo este trabajo nos acerca al pueblo, a los de abajo y tiene la perspectiva de preparar política y organizativamente a nuestro pueblo para dar la pelea por un auténtico gobierno antiimperialista y popular, en el camino hacia una revolución democrática, agraria y antiimperialista en marcha ininterrumpida al Socialismo en nuestro país.

Escribe: Ricardo Cohen

Enlace permanente a este artículo: http://pcr.org.uy/?p=789