«

»

Imprimir esta Entrada

Editorial Periódico La Verdad nº87

acto UPElecciones Departamentales y Municipales sin grandes cambios.

El domingo 10/5 se cerró el largo y desgastante ciclo electoral, iniciado en las internas de Junio y las nacionales de Octubre del 2014.

En los hechos los resultados a nivel general no cambiaron mucho de las elecciones departamentales del 2010 y de las de Octubre 2014, aunque a nivel departamental hubo cambios y alternancias entre los partidos tradicionales y el oportunismo, y en sus internas.

“En el 2010 el FA tuvo 42,5% de los votos y ahora el 41,9%. Blancos y colorados sumaron 45,6%(30,7% el Partido Nacional y14,9% el Partido Colorado) mientras que en el 2015-con la incursión de la Concertación en Montevideo-la cifra fue muy similar 45,8%. El Partido Nacional tuvo 24,5% de los votos, los colorados 6,7% y la Concertación 14,6% según el escrutinio primario”, según el Semanario Búsqueda del 14/5/15.

El Frente Amplio obtuvo 6 Intendencias (una más) donde vive el 67% de la población del país. Retuvo Montevideo (recuperando lo perdido en el 2010, 49,6%) Canelones (49,1%) y Rocha (43%) ganó por primera vez Río Negro (41,3%) y recuperó Paysandú (43,8%) y Salto (45%). Perdió Artigas y Maldonado, a manos del Partido Nacional, este último es el tercer departamento en cantidad de población con un peso muy importante en la economía y a nivel político.

El Partido Nacional ganó 12 intendencias (mantuvo la misma cantidad) donde vive el 30% de la población, y el Partido Colorado quedó solo con una, Rivera (perdió una) donde vive el 3% de la población.

Se estrenó el lema-Partido de la Concertación, alianza entre los partidos tradicionales en Montevideo, que mantuvo de conjunto la votación del 2010(37,1%) donde apareció el “exitoso” empresario Novick (los cajones que habrá cargado para gastar millones de dólares en la campaña electoral) cuya lista, una nueva cara de los sectores más reaccionarios, fue la más votada de las 3 que llevaba ese lema.

De hecho hubo una “Concertación”, alianza de los partidos tradicionales en casi todo el país, ya que en Octubre el FA había ganado en 15 departamentos y en estas elecciones departamentales gana solo en 6.

En las internas en disputa, en el FA, a pesar de ganar candidatos suyos en Canelones y Rocha, perdió terreno el MPP (apoyado fuertemente por Mujica) que fue derrotado en Montevideo donde pierde por amplio margen Lucia Topolanski, frente a Daniel Martínez del PS (apoyado por el astorismo y una amplia diversidad de sectores) en Artigas donde tenían a la intendenta Patricia Ayala peleando la reelección y es derrotada, y en otros departamentos donde tenían muchas expectativas, como en Cerro Largo y no concretaron.

En el Partido Nacional sale golpeado Lacalle Pou (4 intendencias) recupera terreno el sector de Larrañaga (8 Intendencias). En el Partido Colorado sale muy golpeado Bordaberry (hijo del dictador) ya que pierde Salto, queda sin representación en la Junta Departamental de Montevideo, y en la Intendencia de Rivera, la única que gana el Partido Colorado, lo hace el sector Batllistas de Ley.

En las elecciones Municipales hubo baja votación, en Montevideo solo votaron el 27% de los habilitados, mientras en el Interior esta cifra se duplicó o triplicó. Se destaca el triunfo de la Concertación en los Municipios CH y E de Montevideo, especialmente (Av. Italia al sur) sobre la base del voto de las clases dominantes y capas medias altas.

La Unidad Popular -AP

La Unidad Popular-lema Asamblea Popular, con 20.213 votos, creció 40,6% en relación a las departamentales del 2010, con muy destacado crecimiento en varios departamentos del interior del país, aunque retrocedió un 25 % en relación a Octubre/2014, donde con casi 27.000 votos obtuvimos un diputado. La lista 9600 de “El Pueblo en Lucha” y que integra nuestro partido, se presentó esta vez solo en los 4 departamentos donde contaba con organización en condiciones, obteniendo 2400 votos, 1526 en Montevideo, 681 en Canelones, 129 en Maldonado y 64 en Soriano.

Esta votación de la UP-AP tiene que ver con varias condiciones. Primero, era muy poco probable que la UP-AP obtuviera algún edil, ya que por la reglamentación, el partido que gana se queda con un mínimo de 16 ediles en 31, en cada Junta Departamental. Por ejemplo en Montevideo un edil cuesta más que un diputado. Segundo, para una fuerza política basada en la militancia de trabajadores, jubilados y estudiantes, es muy difícil mantener la tensión en un período de un año y medio. Tercero, hubo poco acceso a los medios y pocos recursos ya que el financiamiento público es exiguo. Cuarto, hubo mucha disputa entre los partidos de las clases dominantes en varios departamentos como por ejemplo Maldonado y Rocha, donde al final un sector de los que nos votaron en Octubre se corrieron a votar al FA frente al PN.

Se consolida el crecimiento

En síntesis a pesar de que la inmensa mayoría de la clase obrera y el pueblo uruguayos sigue votando al oportunismo y a la derecha tradicional, se ha consolidado en este ciclo electoral un crecimiento importante de la influencia política y de la organización de la UP-AP, que puede tener gran importancia en el desarrollo de las luchas sindicales y sociales que tenemos planteadas ya a corto plazo, para enfrentar el ajuste fiscal y las luchas por el Presupuesto y en los Consejos de Salarios, y más a largo plazo en la lucha por un verdadero gobierno antiimperialista y popular, que abra paso a la liberación nacional en marcha ininterrumpida al Socialismo en nuestro país.

No podemos cerrar esta nota sin un reconocimiento a la JCR, que como siempre se hizo sentir en los muros, en las calles y en todas las tareas, a los incansables camaradas de Maldonado por su gran trabajo de organización y propaganda. Saludamos en particular el crecimiento de la votación de la 9600 de Canelones, que refleja sin dudas un reconocimiento a su participación destacada en las luchas, en particular en contra de la reapertura de la Cantera y por el medioambiente en Suarez y Sauce.

Nuestro reconocimiento fraterno a todos los militantes de la UP-AP que dieron esta batalla con gran entrega y sacrificio en todo el país. A los votantes, gracias por el apoyo y que se arrimen, que sin duda nuestra fuerza estará en nuestra organización.

Desde estas páginas proletarias, con la bandera en alto del PCR, marxista-leninista-maoísta, insertos en el trabajo sindical, estudiantil y social, y forjando una herramienta política unitaria de la izquierda antiimperialista y antioligárquica consecuente, un beso Doña Luisa.

Ricardo Cohen

Enlace permanente a este artículo: http://pcr.org.uy/?p=851