«

»

Imprimir esta Entrada

Editorial La Verdad 91: UNIFICAR AL MÁXIMO LAS LUCHAS CONTRA EL AJUSTE FISCAL Y LA REBAJA SALARIAL

contra carestiaAvanza la crisis, cae el PBI, crece la inflación y la desocupación

Se han conocido recientemente nuevos datos que revelan como la crisis económica internacional, capitalista-imperialista, prosigue su desenvolvimiento, con la desaceleración continuada de China, el estancamiento en Europa y Japón, la recesión en Rusia, y todavía con un crecimiento moderado e inestable en EE.UU, que no ha podido salir de las tasas de interés casi nulas que viene arrastrando. Crisis que golpea cada día más a la región y al país.

En Brasil se prevé una recesión para este año de por lo menos un -2,5%, con una devaluación que llega en lo que va a del mismo al 33%, pasando ya los 4 reales por dólar por primera vez, mientras se desenvuelve una crisis política de imprevisibles consecuencias. En Argentina hay también fuertes impactos de la crisis económica, con un aumento muy grande de la pobreza y los problemas sociales y con una situación política tensada además por las próximas elecciones.

En nuestro país ya hay una caída del PBI en el segundo trimestre, que es de 0,1% en comparación con el segundo trimestre del 2014, la primera desde el 2004, y del 1,8% en relación al trimestre anterior. A partir de estos datos, incluso entre algunos economistas ya se maneja la posibilidad de que en el tercer trimestre se entre en una recesión técnica.

El gobierno oportunista dice que esta caída del PBI es una “desaceleración del crecimiento” y se debe fundamentalmente a la sequía, es cierto que ésta ha incidido, pero no es lo fundamental. En estos meses han caído el consumo, la inversión, las exportaciones, las importaciones, y hay recesión desde hace rato en la mayoría de las industrias manufactureras y la construcción, como lo revelan el cierre de fábricas y el aumento del Seguro de Paro, que ya pasa hoy los 45.000 trabajadores, lo que viene arrastrando también al comercio minorista y los servicios.

Esta situación tiene que ver entonces fundamentalmente con las crisis cíclicas del capitalismo, cada tantos años y durante ellas, se agravan, como ahora, inevitablemente los padecimientos que sufren habitualmente por la explotación, la clase obrera y el pueblo, con el aumento de la desocupación y la carestía. Tiene que ver fundamentalmente también con la política de sometimiento extremo a la división internacional del trabajo imperialista, que han hecho estos gobiernos del Frente Amplio, continuando y profundizando a los de la derecha tradicional.

El Ministro de Economía Astori y los economistas reaccionarios, luego de décadas de entrega, de apertura al exterior, de poner como ejes de la economía el pago hasta por adelantado de la deuda externa, las inversiones extranjeras con las mayores ventajas, las exportaciones de materias primas que se producen sobre la base de una gigantesca extranjerización y la concentración de la tierra y los frigoríficos, con exenciones impositivas, zonas francas etc., como nunca antes y con una muy pobre utilización de mano de obra nacional, ahora que se ven las consecuencias nefastas de su política claman por más apertura todavía, por el TISA, y los TLCs, con Europa, EE.UU, China e India.

Esa mayor apertura significa en los hechos mendigar rebajas arancelarias, fundamentalmente para algunas materias primas, como la carne, que le permitan a la gran burguesía exportadora recuperar el nivel de ganancias que tuvieron durante una década de precios internacionales excepcionales de las materias primas, aunque para ello sea necesario seguir destruyendo lo que queda de la industria manufacturera nacional. Esto es lo que pasará seguramente si se firman estos acuerdos con esas potencias industriales, y para colmo Astori anuncia la posible instalación de una tercera planta de celulosa, otro desastre más.

Se van las reservas

Por otro lado el BCU está utilizando las reservas en dólares para salir a vender todos los días y también las ofrece a los tenedores de bonos en UI al vencimiento, todo esto para “evitar grandes compras en el mercado”. Ya ha usado cerca de 2.000 millones de dólares en estos últimos dos meses. De esta forma han contenido algo la suba del dólar, que es de 18,5% en lo que va del año, y que está empujando la inflación, que anualizada está ya en 9,5%. Logran esto por ahora, no se sabe hasta cuándo y a qué precio, y al mismo tiempo el país pierde en competitividad ante la mayor la devaluación de Brasil, 2º comprador de productos del país y gran competidor por los mercados internacionales y el propio mercado local, lo que empuja también en esta lógica capitalista al cierre de fábricas y a la pérdida de puestos de trabajo como en estos días en la automotriz Lifan.

Consejos de Salarios y Presupuesto

En estas condiciones el gobierno primero marcó las pautas salariales para los Consejos de Salarios del sector privado, que son claramente de rebaja salarial y mientras habla mucho de porcentajes de recuperación más que dudosos, la realidad muestra que por lo menos la mitad de los trabajadores, incluyendo a los llamados informales, ganan menos de $15.000 y la mayoría los jubilados que reajustan según los aumentos de los salarios medios, están bastante debajo de esa cifra, cuando la canasta familiar es ya de $62.169(Búsqueda).

Luego presentó el Presupuesto Quinquenal que viene con un ajuste fiscal tremendo, con congelamiento salarial, achicamiento de plantillas, restricciones al gasto en Salud, Vivienda y Educación, y a las inversiones en obra pública y además es por dos años reconociendo la crisis que a la vez niega.

Unificar las luchas

A partir de esta situación está planteada la necesidad de unificar al máximo las luchas del movimiento sindical, la de los Consejos de Salarios en curso y la del Presupuesto, tratando a la vez de extenderlas y profundizarlas, para intentar juntar la mayor fuerza y combatividad posible y poder torcerle el brazo al gobierno del oportunismo.

En este sentido las grandes luchas que protagonizaron los sindicatos de la Educación, y otras que han ido surgiendo generaron condiciones para el gran paro general del PIT-CNT, de 24hs del 6/8 donde pararon 1.000.000 de trabajadores, luego vino la gran marcha de la educación de 50.000 personas, del 28/8 y el paro parcial y la movilización del 17/9.

Este camino se fue abriendo paso impulsado por el clasismo y con respaldo de grandes asambleas, contra la mayoría oportunista de la dirección del PIT-CNT, que permanentemente trata de dividir las luchas, de quitarle continuidad, de enfriarlas y de preparar siempre el terreno para negociar posibles migajas que puedan mostrarse como importantes victorias, llegado el momento.

Que mostró la oratoria del acto del PIT-CNT del 17/9

En el acto durante el paro parcial del 17/9, los oradores oportunistas, como siempre plantearon algunas reivindicaciones e incluso algunas críticas menores al que consideran “un gobierno de izquierda”, para aparecer independientes, pero inmediatamente arremetieron contra la “ultraizquierda” que le haría “el juego a la derecha” y que no comprendería “todo lo logrado hasta ahora”. En realidad se referían a la izquierda consecuente y realmente independiente que conformamos el clasismo en general y la Unidad Popular y lo logrado sería lo arrancado por medio de la lucha sacrificada.

Pero además criticaron duramente “a los profesores”, en realidad a los sindicatos en que perdieron las asambleas. Los criticaron por su forma de lucha, que para nosotros por el contrario, fue ejemplar en consecuencia, sacrificio, combatividad, y desarrollo de la organización en la base, y para la situación anterior, un importante avance. Es que esa lucha se les fue delas manos y “de arriba” le tiraron las orejas por no cumplir las tareas, “dirigentes sindicales eran los de antes, que con un grito daban vuelta las asambleas” diría la inefable Ministra María Julia Muñoz.

Contradicciones en el FA y el gobierno

El clima de lucha hizo estallar contradicciones en el gobierno, y en el FA, la primera fue en torno al decreto de esencialidad que fue desobedecido por los sindicatos y lo tuvieron que retirar mientras las luchas siguieron, luego vinieron el retiro del TISA donde quedaron aislados Astori y Nin, y la aprobación por la bancada del FA de una nueva ministra del Suprema Corte de Justicia que no era del agrado del presidente T. Vázquez.

Estalló nuevamente la polémica pública en torno al importante déficit de ANCAP, entre el ministro Astori y el vicepresidente R.F. Sendic y la que tuvieron el exministro Olesker y el actual director de la OPP, A. García, en torno a la posibilidad de nuevos impuestos y del uso las reservas para financiar el presupuesto.

Como seguir la lucha

En el terreno sindical y estudiantil hay que persistir en reagrupar y unificar las luchas, quedan más de dos meses de tratamiento parlamentario del Presupuesto y los Consejos de Salarios llevan su desarrollo. Se pueden obtener algunas mejoras todavía y al calor de estas luchas desarrollar la conciencia, mostrando en la práctica la esencia oportunista del gobierno y levantando un programa para que la crisis no la paguen los trabajadores y el pueblo sino los grandes capitalistas y el latifundio. Desarrollar al máximo posible la organización, fortaleciendo especialmente las agrupaciones clasistas y combativas para nuevas y superiores batallas que se van a ir poniendo al orden del día dadas las actuales condiciones.

La Unidad Popular-AP

La Unidad Popular que participa activamente en las luchas sindicales y sociales, llevó adelante su 5° Encuentro Nacional de Militantes el 29/8, viene presentando proyectos de Ley sobre la base de un Programa antiimperialista y popular consecuente, en el camino de la Liberación Nacional en marcha al Socialismo (ese sistema que dice “fracasó rotundamente” el diputado “comunista” O.Andrade) y ha convocado para el 24/9 a una nueva marcha Contra la Carestía junto a organizaciones sindicales, estudiantiles y sociales.

¡¡ARRIBA LOS QUE LUCHAN!!

Ricardo Cohen

Enlace permanente a este artículo: http://pcr.org.uy/?p=909