↑ Volver a ¿Quienes somos?

Imprimir esta Página

Historia

El Partido Comunista Revolucionario del Uruguay y su Historia

por Ricardo Cohen (1)
Los orígenes y los porque.

El PCR del Uruguay, fue fundado por la Conferencia Constitutiva que dio comienzo en setiembre de 1972, por el MIR, Movimiento de Izquierda Revolucionaria, fundado en agosto de 1963, en un proceso donde importantes dirigentes de la UJC y del PCU, fundamentalmente de Montevideo y Soriano, abandonaron dicho partido por diferencias de principios en los terrenos ideológico, teórico, político y sindical, que en lo fundamental eran entre el marxismo-leninismo y el revisionismo moderno y que también se expresaban desde hacía varios años en el propio Movimiento Comunista Internacional.

Entonces el MIR y luego el PCR pasan a formar parte de una corriente internacional que ha persistido hasta la actualidad y que toma los aportes de Mao Tze –tung como fundamentales al Marxismo-Leninismo. En dicha corriente los partidos marxistas-leninistas –maoístas, definimos dichos aportes como un desarrollo o una etapa del marxismo.

El revisionismo moderno es definido así por Mao porque al igual que los viejos revisionistas Berstein y Kautsky, revisan el marxismo para quitarle su filo revolucionario, pero con la diferencia que esta nueva expresión se da en países socialistas y partidos que están en el poder. Su expresión más importante se da en la URSS, a partir del 20º Congreso del PCUS liderado por Krushev, en 1956. En dicho Congreso se eliminan las tesis fundamentales de la Dictadura del Proletariado a lo interno de la URSS y también la línea revolucionaria marxista-leninista para las revoluciones a nivel mundial.

En lo fundamental se plantearon allí las tesis del “Estado de todo el Pueblo” y la posibilidad de la “coexistencia pacífica con el imperialismo”, “la emulación pacífica” y la “posibilidad de la realización de las revoluciones en forma pacífica”. Esto llevó a lo que se conoce como “la Polémica Chino-Soviética” y que en realidad fue una polémica sobre la línea general del Movimiento Comunista Internacional (2). Mao planteó a partir de allí que el ascenso del revisionismo al poder en el Partido Comunista en un país Socialista, significa el ascenso de la burguesía al poder y también un proceso de restauración del capitalismo que llevó a la postre a la desaparición de la URSS como tal en 1992.

En el plano nacional un proceso similar se da en el PCU, donde es expulsado, en 1955, su Secretario General y fundador, Eugenio Gómez y se produce, según el propio Rodney Arismendi quien pasa a la Secretaría General, “una profunda revisión ideológica” a partir del 16º Congreso. Ya a partir del 17º Congreso se aprueba el apoyo a las nuevas tesis del 20º Congreso del PCUS, lo que consolida a nuestro entender una política reformista que combatió de hecho el camino revolucionario y limitó las luchas al estrecho horizonte electoral- parlamentario.

El triunfo de la Revolución Cubana en enero de 1959 tuvo una influencia muy importante en el surgimiento del MIR, y de las organizaciones revolucionarias, en nuestro país y en América Latina, ya que demostró en la práctica que la revolución era posible y también por que camino y con que método. Esto se unió a las condiciones objetivas y subjetivas crecientes por la crisis económica, la profundización de la dependencia del imperialismo especialmente el yanki, y las grandes luchas obreras populares.

En ese período se dan también procesos de unidad donde el MIR participa en los inicios del Coordinador de organizaciones revolucionarias, de donde surgiría posteriormente el MLN y en el acuerdo en torno al periódico EPOCA.

A partir de 1968, acompañando el auge de la lucha obrera y estudiantil en nuestro país y en el plano internacional, y la Revolución Cultural Proletaria China, se profundiza en el estudio del marxismo-leninismo-pensamiento de Mao y se desarrolla el movimiento. La fracción echeniquista (3), academista de derecha con fraseología de izquierda, que predominaba en la dirección del MIR, comete errores graves de dogmatismo y sectarismo, en particular por el estilo de las críticas al MLN y también ante el surgimiento del Frente Amplio, en el que no se participa. Errores que son criticados justamente en el proceso que lleva a la fundación del PCR en 1972, y que permiten, junto a la Línea Antifascista, un desarrollo muy importante del partido a nivel nacional, que pasó a tener unos 250 cuadros y algunos miles de militantes en las Agrupaciones Rojas y demás agrupamientos obreros y estudiantiles. Se editó en ese entonces el semanario Causa del Pueblo.

Es de destacar que el partido sufrió la represión y tuvo sus primeros mártires en el propio año de su fundación, Santiago Rodríguez asesinado en el liceo 8, el 11 de agosto y Joaquín Klüver de Agronomía, asesinado el 6 de diciembre, en una marcha contra la ley reaccionaria de educación de Sanguinetti, en Paso Molino.

¡Tenemos derecho a decir que así nació nuestra bandera roja!
El PCR y la Dictadura militar fascista

Nuestro partido se funda corrigiendo estos graves errores e instalando una nueva, correcta y heroica dirección donde se destacaron nuestros camaradas desaparecidos, Nebio Melo, Winston Mazzuchi, Carlos Cabezudo y Luis González, en una situación donde los sectores más avanzados de la clase obrera, el estudiantado y el conjunto del pueblo buscaban una organización para el combate, para enfrentar el avance del Fascismo y el peligro del Golpe Militar- la encontraron – pero los hechos se precipitaron y se produjo el Golpe Militar de febrero de 1973, con los demagógicos Comunicados 4 y 7 y el apoyo al mismo del PCU revisionista, que tenía la hegemonía en el movimiento obrero y popular.

Luego, en mayo se lanzó la represión a nuestro partido, ahí caen presos muchos integrantes del Comité Central y del Frente Sindical, otros deben refugiarse en Argentina. Esto formó parte de los últimos preparativos de los militares fascistas para dar el Golpe de Estado del 27 de Junio.

Ante el golpe, nuestro partido como parte de las organizaciones revolucionarias y clasistas, lleva adelante el impulso de la heroica Huelga General de 15 días, la lucha mas importante protagonizada por nuestra clase obrera, donde a pesar de las limitaciones, demuestra claramente su papel de vanguardia en la lucha por la democracia, las libertades y en la revolución democrática, agraria y antiimperialista en marcha ininterrumpida al Socialismo, en un país dependiente y de capitalismo atrasado como el nuestro.

Durante los 12 años de Dictadura, nuestro partido entregó 16 mártires a la causa (4), tuvo más de 100 presos, otro tanto de exiliados, editó Prensa Libre y Justicia, y mantuvo fuerzas en la clandestinidad.

Después de la Dictadura

A la salida de la Dictadura, nuestro partido se reagrupa a pesar de los golpes recibidos por la represión, por las distintas corrientes liquidacionistas que fueron surgiendo a su interna en esos años y por el cambio de color de China, hasta ese entonces internacionalista y solidaria con los revolucionarios y donde luego de la muerte de Mao, el 9/9/1976, Ten Sao-ping y su camarilla revisionista inician la restauración capitalista.

Así es que surge el Colectivo a partir de 1985, donde participan decenas de camaradas ex-presos, desexiliados, y que habían permanecido clandestinos. Allí se decide por mayoría (con nuestra oposición) no trabajar como PCR sino como un reagrupamiento sindical clasista y editar la revista La Prensa Sindical (que sale con interrupciones hasta 1992) y “en ese proceso ver si reconstruíamos el mismo”. Así es que junto a casi una decena de grupos clasistas fundamos el EMS, el Encuentro de Militantes Sindicales que jugó un importante papel durante varios años.

En 1988, en una Conferencia, que se llamó “el Congresito”, se resolvió por mayoría retomar el trabajo como partido, reconociendo ser continuadores de su historia y de su base ideológica. Desde 1985 se habían integrado compañeros del movimiento sindical clasista que han acompañado todo este duro y largo período de reconstrucción que llevamos adelante hasta hoy, camaradas que son además la mayoría del secretariado del partido.

A fines de ese mismo año participamos en la fundación del MPP, el Movimiento de Participación Popular, con el MLN, MRO, PST y el PVP e independientes como el compañero Helios Sarthou, que en las elecciones de 1989, es electo diputado.

En 1989, a consecuencia del tratamiento de la represión de Tien An Men del mes de julio, a la que nos opusimos y denunciamos, estallan contradicciones internas y sufrimos la defección de un dirigente importante como había sido hasta entonces Julio Arizaga, que luego “sorpresivamente” termina por integrarse al PCU revisionista, donde milita hasta hoy. En ese año apoyando el Voto Verde, nace nuestro querido y persistente periódico “al pueblo, La Verdad”.

A raíz de nuestra situación interna y contradicciones surgidas en el seno del MPP nos retiramos de el en marzo de 1990. Aprovechamos el tiempo, ya que en 1991, pasamos a retomar nuestro nombre de PCR y en 1992 participamos en la 3ª Conferencia Internacional de Partidos Marxistas-Leninistas (maoístas o pensamiento de Mao). (5)

Volvemos al MPP en 1993, en el 2º Congreso, en el que se retira el PVP (antes ya lo había hecho el MRO). En ese año nuestro partido se destaca por la participación activa en la huelga histórica de la construcción de 83 días, y las huelgas y ocupaciones estudiantiles.

A partir de allí hasta mitad de 1999, cuando el 4º Congreso donde se retiran Sarthou, Zabalza y decenas de compañeros combativos, la izquierda consecuente del MPP tuvo mayoría en general, en las resoluciones y posiciones tomadas y es a partir de dicho congreso que comienza el predominio de la línea oportunista de derecha de Mujica y Huidobro. Pero en las elecciones de 1999, mostrando aspectos contradictorios de la situación, y a nuestro impulso, se produce la alianza electoral con el Movimiento 26 de Marzo, que llevaría a la posibilidad de que las posiciones de lucha tuvieran una representación parlamentaria que fue correcta y que se destacó además por su defensa de ANCAP.

A partir de las elecciones de 1999 y de la consolidación del oportunismo, limitamos nuestra participación en los órganos de dirección del MPP, y desarrollamos conversaciones con sus principales dirigentes para intentar cambiar la situación, esto no se produjo. Realizamos entonces nuestra 6ª Conferencia, citada con el tema MPP, en el mes de agosto del 2001, y allí por amplia mayoría decidimos retirarnos antes del 5º Congreso.

En todos estos años mantuvimos nuestro centro de actividad en los sindicatos y gremios estudiantiles, donde nos hemos desarrollado al calor de las luchas, impulsando huelgas y marchas, manteniendo a la vez el trabajo en algunos Comités de Base del FA. Así llegamos a las elecciones del 2004 donde apoyamos al FA y llamamos a votar la lista 326.

Luego en el 2005 nos vamos encontrando con los compañeros del Movimiento 26 de Marzo y de la CI, liderada en ese entonces por el compañero Helios Sarthou, que resisten dignamente ya las primeras manifestaciones de continuismo y proimperialismo del gobierno del FA y el 21 de abril del 2006 con ellos y con compañeros independientes, clasistas y del movimiento social, fundamos esta hermosa herramienta de lucha que ha ido integrando a más grupos y militantes, que es la Asamblea Popular.

A los 37 años de su fundación- diciembre de 1972-2009

———————————————————————————————————————————————————————————

Notas:

1 – Secretario General del PCR. Este trabajo fue aprobado por el Secretariado.

2 – Está en nuestra página web: www.pcr.org.uy

3 – Fracción liderada por Mario Echenique, cuyos integrantes terminaron definiendo a los militares fascistas como “nacionalistas” y finalmente apoyando a los partidos tradicionales.

4 – Además de los ya nombrados: Óscar Fernández Mendieta, Anselmo García, Juvelino Carneiro da Fonseca, Carolina Barrientos de Carneiro, Célica Gómez, Ricardo Blanco, Héctor Giordano, Rubens Porteiro, Héctor Gómez y Orlando Baccino.

5 – Ya se han realizado 9 Conferencias Internacionales. En 1996, en Montevideo se realizó el 1er Encuentro Revolucionario de A. del Sur, de nuestra corriente ampliada y recientemente en la Argentina se realizó ya el 7º Encuentro.

———————————————————————————————————————————————————————————

Sobre la Historia de nuestro Partido.

(Informe al II Pleno del CC, sobre la historia del MIR – PCR, del CAMARADA Nebio Melo (Zanabria), Miembro de la Mesa Permanente del CC, desaparecido en Buenos Aires, Argentina, el 8 de febrero de 1976)

Primer Periodo

Abarca desde el año 1963 hasta principios de 1968. En él se echan las bases fundamentales sobre las cuales hoy continúa la construcción de nuestro Partido.

Defensa del marxismo-leninismo, rompimiento con el revisionismo.
Reconocimiento del papel de vanguardia del proletariado y de la importancia de los trabajadores del campo.
Propaganda acerca de la necesidad de emprender el camino de la lucha armada para tomar el poder.
Diferenciación con el foquismo.
Lucha contra el infantilismo de izquierda.
Defensa de China y Albania en su lucha contra el imperialismo el revisionismo y por llevar adelante la revolución.
Defensa de la lucha de los pueblos del mundo contra el imperialismo (en especial la lucha del pueblo vietnamita y del pueblo cubano).

En 1967 el Partido respondiendo al llamado de la lucha de clases, que va creciendo en extensión y profundidad, trata de organizar sus filas y unir a los distintos grupos y partidos de izquierda. Realiza ese año la Primera y Segunda Convención. En la Segunda Convención es expulsada una fracción de inspiración trotskista. Al final de 1967 culminan exitosamente los esfuerzos unitarios al concretarse la publicación del diario ÉPOCA con el respaldo de seis organizaciones de izquierda.

La respuesta del gobierno es la clausura de ÉPOCA y la ilegalización de nuestro Partido y las otras cinco organizaciones.

Segundo Periodo

Período del conocimiento y propaganda del marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tse-Tung (1968-1971).

Es a partir de la Revolución Cultural en China que nuestro Partido comienza a estudiar las obras del camarada Mao Tsé-Tung en forma organizada. La formación de los grupos de estudio y propaganda pasó a ser uno de los ejes de nuestra actividad.

En lo que tiene que ver con las bases ideológicas del Partido no son posibles las vacilaciones. ¿Qué posición se adopta ante el Pensamiento Mao Tse-Tung? He aquí una clara línea divisoria que distingue a los verdaderos marxistas-leninistas, de los revisionistas, trotskistas, foquistas, etc.

Tercer Periodo

Período en que comienza a aplicarse el marxismo-leninismo-Pensamiento de Mao Tse-Tung a la realidad de nuestro país, a la relación del Partido con las masas y a la historia del Partido.

Se empeñaron los mejores esfuerzos en una lucha constante por ligar el Partido con las masas y por corregir los errores del pasado, especialmente los del Segundo Período. Los resultados no se hicieron esperar, se comenzaron a cosechar una serie de éxitos:

En la línea política: Especialmente al señalar desde abril de 1972 el peligro Fascista, denunciar el fascismo como enemigo principal y llamar a formar un Gran Frente Antifascista.

En la ligazón con las masas: Creación de las Agrupaciones Rojas y del sector obrero de Montevideo. Surgimiento en Mercedes del S.U.R. y vuelta al Plenario Sindical (este trabajo se había abandonado en forma absurda en el período de apogeo de la “Línea Roja”) (se refiere a la fracción echeniquista, academista de derecha con fraseología de izquierda que terminó integrándose a los partidos tradicionales a la salida de la Dictadura, Nota de la Redacción).

En la consolidación del Partido: que demostraba su fortaleza en las Convenciones por sector, discutiendo la línea general y elaborando líneas específicas rectificando y eligiendo los dirigentes de cada lugar por medio de un trabajo serio y planificado, en el marco de un gran intercambio de opiniones.

El enemigo, seguramente asesorado desde el extranjero, advierte que se están echando las piedras fundamentales de un gran Partido. Con una ideología de vanguardia, el marxismo-leninismo-Pensamiento de Mao. Con un destacado equipo de cuadros enfilados hacia las masas básicas y que comienza a ligarse con éxito.

Firme en el programa de la revolución por etapas; encarando las tareas de la revolución nacional-democrática, dando los pasos necesarios para llegar a esta meta y a través de ella abrir el camino hacia la revolución socialista. Un Partido dispuesto a recorrer el camino de la guerra popular para tomar el poder; consciente de la necesidad de construir un ejército. Un Partido que se prepara para la tarea de unir a todo el pueblo y elabora para esto una serie de políticas concretas. Un destacamento de vanguardia que comienza a dominar la táctica y la estrategia revolucionaria.

 Publicado en “VIDA PARTIDARIA”, 30 de mayo de 1975.

 

Enlace permanente a este artículo: http://pcr.org.uy/?page_id=71